El empresario Carlos Mattos se desmayó en plena la audiencia virtual en la que un juez decidió enviarlo a la cárcel en el marco del proceso que sigue la justicia colombiana en su contra por supuestos sobornos a funcionarios judiciales.

Aunque no se conocen detalles del incidente, se sabe que, por orden del juez, Mattos será recluido en la cárcel La Picota de Bogotá.

 

Lea más: “Verdes al Pacto”: Camilo Romero se une a Gustavo Petro

 

La Fiscalía General de la Nación presentó ante un juez de control de garantías a Carlos José Mattos Barrero, quien fue extraditado por el Reino de España en atención a un requerimiento de la justicia colombiana que lo procesa como presunto responsable de dos hechos ilícitos distintos.

Funcionarios de la Dijin – Interpol de la Policía Nacional coordinaron el traslado del referido ciudadano al aeropuerto internacional El Dorado de Bogotá. Posteriormente, se cumplieron los chequeos médicos, la reseña y otros requisitos de ley y, un fiscal adscrito al CTI logró la legalización del procedimiento de captura.

En ese sentido, y por disposición del juez de garantías, Mattos permanecerá en la cárcel La Modelo de Bogotá para cumplir la medida de aseguramiento privativa de la libertad que pesa en su contra.

Contra el empresario Mattos avanzan dos procesos en etapa preparatoria de juicio. En el primero se le atribuyen los delitos de cohecho por dar u ofrecer, utilización indebida de redes de comunicaciones, acceso abusivo a un sistema informático agravado y daño informático agravado.