A un supuesto ladrón de bicicletas le cortaron una de sus manos, al parecer con machete, en un acto de justicia por mano propia en Cali.

En hecho confusos, que las autoridades aún investigan, parte de la comunidad del barrio Los Naranjos, en el oriente de la ciudad, tomó represalias contra el hombre por los contantes hurtos.

La información preliminar de las autoridades es que el presunto delincuente, un joven de 26 años de edad, fue encontrado gravemente herido en la Calle 80C con Transversal 103 el pasado sábado.

El presunto delincuente tenía amputada una mano y un herida grave en el otro brazo.

Vecinos alcanzaron a avisar a la Policía para que auxiliaran al hombre, señalando que lo castigaron por al parecer hurtar bicicletas. Sin embargo, otro dijeron que se podría deber a una venganza.

El sujeto fue trasladado a la clínica Versalles y luego a la clínica Valle del Lili, donde es custodiado mientras se recupera para el procedimiento judicial.

Publicidad

 

 

En redes sociales se difundió un video en el que se aparece el joven sentado con su mano mutilada, mientras es transeúntes se conmocionan por la situación.

Rechazo a la justicia por mano propia

El secretario de Seguridad de Cali, Carlos Rojas, ofreció explicaciones sobre lo sucedido y rechazó el acto de violencia por una parte de la comunidad.

«Entendemos que sucedió un presunto robo a una persona que se movilizaba por bicicleta. Hay una reacción, esta persona es retenida, e infortunadamente se produce este hecho en el cual se le corta la mano», dijo el funcionario.

Además, Rojas recordó que los actos de justicia por mano propia pueden incurrir en consecuencias penales.

Por su parte, la gobernadora del Valle del Cauca, Clara Luz Roldán, señaló que siente «tristeza» y «dolor» por el caso del joven.

«Imaginen por un momento que no existiera policía, no jueces, ni cárcel y que todo se resolviera por la mal llamada ‘justicia por mano propia’… pues sería una barbarie», escribió la gobernadora.

 

 

En ese orden de ideas, Roldán señaló que urge una reforma al sistema de justicia, que genere penas más severas a con los «delincuentes reincidentes que eligieron el crimen como forma de vida».

Finalmente, la funcionaria solicitó a las autoridades que investiguen a los autores de la amputación de la mano en el barrio Los Naranjos. «También debe ser llevado a la justicia si cometió un delito», enfatizó.