Este es un intento de robo que parece sacado de una comedia, cuando una banda integrada por cuatro hombres llegó a una compraventa para robar. Una historia de no creer este martes 13 en Barranquilla.

 

Los delincuentes fracasaron en el intento y luego los cuatro huyeron en una moto.

 

Armado de un mazo, uno de los antisociales arribó al establecimiento ubicado en una zona céntrica de Barranquilla.

 

Un mazazo, dos, tres, cuatro y hasta veintiuno, contaron los vecinos del sector en medio de la labor del delincuente que no pudo lograr el objetivo, romper un vidrio de seguridad para poder entrar al establecimiento.

 

Alexander Muñoz, un habitante del sector relató los hechos, “la moto llegó y se parqueó frente a E Jiménez y Asociados. Llegaron dos más y se parquearon para cubrir al señor que estaba metiendo la mano, pero no lograron partir el vidrio“.

 

Mientras este delincuente, con todas sus fuerzas, dejaba el sudor en el intento de robo, los transeúntes observaban temerosos, pues otro antisocial los amenazó con un arma de fuego.

 

“No alcanzaron a partir el vidrio, pero como estaban armados, no pudimos hacer nada porque amenazaron. Se azararon y se fueron en la moto”, añadió Alexander Muñoz.

Publicidad

 

En los últimos minutos de esta comedia, según los que presenciaron el hecho, hubo total risa, pues cuando los cuatro hombres trataron de huir en la moto, el plan de fuga resultó accidentado y a la vez chistoso, dicen los vecinos.

 

“El último que se montó decía que lo iban a dejar, pero en últimas se subió al cacho de la moto. De vaina no se cayeron cuando iban pasando la calle Murillo”, sostuvo Muñoz

 

El único momento de suerte de estos delincuentes fue encontrar el semáforo de la calle Murillo en verde para huir de la zona.