En la tarde de este sábado se realizaron las exequias de la pequeña Sofía Cadavid de 18 meses, asesinada por su padre en Rionegro, Antioquia.

Así pues, la ceremonia se llevó a cabo con una multitudinaria caravana que entre llanto, globos blancos y gritos de justicia acompañó el cuerpo de la pequeña.

Diego Armando Cadavid, el padre de la menor, confesó ante las autoridades ser el culpable de quitarle la vida a la niña, por lo que se le imputará el delito de feminicidio agravado.

Al parecer, el hombre asesinó a Sofía Cadavid por una supuesta venganza contra la madre, ya que en el mes de abril se habían separado por “violencia intrafamiliar”, dijo el alcalde de Rionegro, Rodrigo Hernández.

Publicidad

Vea también: Colombia reporta el día con más casos en toda la pandemia

Sin embargo, en una entrevista, Cadavid afirmó que “a la gente le digo que yo no fui, los entiendo y que no juzguen sin conocer los hechos. La conciencia la tengo tranquila”.