Una delicada situación de orden público se presentó en los municipios de Buga y Tuluá, en el Valle del Cauca.

En Tuluá, centro del Valle, fue incendiado el Palacio de Justicia, también varias personas vandalizaron la Alcaldía, dos sedes bancarias y establecimientos comerciales después que la Fuerza Pública habilitara el acceso por la vía panorama.

 

Le puede interesar: Integrante argentino de la Misión de DD. HH. denuncia que le negaron la entrada a Colombia

 

Por su parte, en Buga hubo disturbios luego de la intervención del ESMAD de la Policía en el bloqueo de puente lechugas.

Publicidad

El ministro de Justicia, Wilson Ruiz, el fiscal Francisco Barbosa y la Procuraduría condenaron los actos sucedidos en Tuluá.