El director de la Policía Nacional, mayor general Jorge Luis Vargas informó que sobre las 4 de la tarde ocho policías del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), que se encontraban en cercanías al aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón que sirve a Cali y a Palmira, fueron detenidos contra su voluntad.

Según el mayor, estos policías se encontraban en descanso de operación y habrían salido a comprar sus elementos personales y realizar otras diligencias.

 

Le puede interesar: Sobreviviente de la tragedia aérea del Chapecoense en Colombia, demandó al equipo de fútbol

 

 

Sin embargo, los policías fueron retenidos, incinerada la camioneta en la que iban varios de ellos y se les agredió verbal y físicamente, hasta el punto que uno de ellos fue atacado con arma cortopunzantes.

“He hablado con el fiscal general con el ánimo que la Policía en su labor investigativa presente cargos ante la Fiscalía y los jueces de la República por secuestro simple, tentativa de homicidio, daño en bien público, tortura y lesiones personales. Estos muchachos se encontraban descansando y no estaban cumpliendo ninguna actividad de servicio diferente a recuperarse y a comprar elementos personales para ellos”, afirmó el director de la Policía Nacional.

Publicidad

 

Vea también: Capturan a presuntos responsables de la quema del Palacio de Justicia en Tuluá

 

 

El presidente Iván Duque, se pronunció y condenó el hecho donde resultaron retenidos y agredidos los policías del Valle del Cauca.