Un menor murió después de resultar herido en la fiesta de su cumpleaños en Barraquilla. Familiares dijeron haber entregado información a las autoridades sobre el responsable de este asesinato.

Cuando le celebraban sus 15 años, el menor Nicolás Escorcia fue blanco de las balas asesinas.
Por un instante, el adolescente salió a la puerta de su casa cuando aparecieron dos hombres en moto. El parrillero disparó, pero no impactó a quien sería su víctima, otro habitante del barrio, sino al cumpleañero.

“Él iba caminando en la calle. Y el muchacho iba pasando en la moto y como vio a su víctima, abrió fuego y la primera bala impacta a mi hermano en la cabeza. Aun así, siguió echando bala”, explicó Elder Amaya, hermano del menor.

La familia niega que el adolescente tuviera vínculos con alguna pandilla del sector en donde residía.

En las últimas horas se emitió orden de captura contra quién sería el autor del ataque armado.