La procuradora regional de Santander, Magda Liliana Buendía Chacón, fue víctima de un intento de fleteo cuando ingresaba a su residencia en el nororiente de Bucaramanga.

Así pues, la rápida reacción de la mujer, junto a la de su conductor, evitó que delincuentes se llevarán su bolso.

 

Le puede interesar: “Mi apellido no puede ser utilizado para degradarlo”: Karen Abudinen tras definición de la RAE

 

Además, el oportuno aviso a los guardias de seguridad del edificio permitió que los delincuentes fueran perseguidos, por lo que hubo algunos disparos, sin embargo, pese al despliegue de las autoridades los delincuentes lograron huir dejando abandonada su arma. Ninguna persona resultó herida.

Se ofrecen 5.000.000 de recompensa por información del paradero de los dos delincuentes.

 

Vea también: La violaron, la quemaron con cigarrillos y la asesinaron: 31 años del feminicidio de los ‘hijos del poder’