«Si quieren échenme ya», es una de la frases más impactantes del patrullero de la policía, Ángel Zúñiga, al ser testigo del desalojo de unos campesinos en el sector de La Viga, corregimiento de Pance, zona rural de la ciudad de Cali.

La actitud e indignación del policía ha sido apoyada en redes sociales, donde varios usuarios lo han calificado como una «personas ejemplar».

Según el patrullero, la orden judicial de desalojo atenta contra los derechos humanos de estas familias campesinas, algo que no puede tolerar.

«Yo me metí a esta profesión es para proteger a los ciudadanos, no para ser agresivo contra ellos», dice Zuñiga en una parte del video.

La persona que grabó se conmovió por la inesperada actitud del uniformado, felicitándolo por ponerse del lado de los más humildes.

En las imágenes, también se ve cuando el policía prefiere entregar su arma de dotación, antes de continuar con la orden de desalojo contra estas personas.

Se desconoce si la institución va a tomar represalias contra Zuñiga por desacatar  la orden judicial.