Habitantes del sector de San Antonio, localidad de Usaquén, denunciaron constantes hurtos de celulares mediante la modalidad de parrillero.

Con armas de fuego los delincuentes están amenazando a sus víctimas.

Se acercan rápidamente, el parrillero se baja y con arma de fuego le exige a las personas entregar sus celulares, esta es la modalidad delincuencial que continúa azotando la seguridad de los habitantes del sector en el norte de Bogotá.

En lo corrido del año 2019, 34.149 celulares han sido hurtados en Bogotá y solamente en la localidad de Usaquén se han registrado 2.608 de estos robos.