Las cuatro salidas de la capital del Meta se encuentran bloqueadas por el gremio de taxista y busetas del servicio público.

La salida hacia Bogotá se encuentra taponada por taxis que impiden el paso de los vehículos que se dirigen hacia la capital del país.

 

 

 

En la vía que comunica a el Meta con el departamento del Guaviare, los manifestantes tapan la vía a la altura de Glorita del barrio La Porfia, incomunicado toda la zona del Ariari.

En la vía a Puerto López los manifestantes impiden el paso de los vehículos a la altura del peaje La Libreta, dejando incomunicado el campo petrolero de Rubias de dónde sale la mayoría del petróleo del país.

 

 

 

De igual forma en la vía que une los departamentos del Meta y Casanare los protestantes impiden el paso en el sector conocido como Puente Amarillo.

Las autoridades locales adelantan reuniones con los manifestantes para llegar a un acuerdo que permita destapar las vías.

Publicidad