En vilo siguen los diálogos entre el Gobierno y la minga indígena, hoy la retención de un soldado obligó a suspender la séptima jornada de la mesa técnica y pese a su entrega a una comisión de derechos humanos no se concretó un punto de acuerdo para reiniciar la negociación.

La séptima mesa técnica de diálogo entre el Gobierno nacional e indígenas se rompió, el desacuerdo en un punto central de discusión que ocasionó que la jornada quedara en el limbo.

«Es imposible pasar por la vía bloqueada por esta zona […], lo principal es que se levante el bloqueo en la vía», indicó Nancy Patricia Gutiérrez, ministra del Interior.

“Nuestro escenario es acá en la minga, no había resultados y nos estaban dilatando mucho acá, los estamos esperando, pueden verificar que sí se puede entrar», manifestó Neis Oliverio Name, consejero mayor del CRIC.

La ruptura de las conversaciones fue ocasionada por la retención del mayor del Ejército, Jhon Jairo Mondol Duque, por parte de la Guardia Indígena cuando se movilizaba sobre la vía Panamericana, pero pese a su entrega a una comisión de DD.HH. no fueron retomadas.  

“Pudo más el corazón que la razón, tengo una situación delicada con mi hija y eso no me llevó a no pensar sino a actuar, les pido perdón», señaló el mayor Mondol Duque.

Publicidad

El punto de discordia también fue motivado a la calificación inicialmente del hecho como un secuestro y los líderes indígenas pidieron cambio de comisión del Gobierno.

Cuando se retiene ilegalmente a una persona se constituye un secuestro y eso es lo que ha ocurrido

agregó la ministra Gutiérrez.

«Exigimos respeto, un diálogo irrespetuoso no es diálogo, aún más porque nos señalan de terroristas de disidencia, de delincuentes, aquí hay un pueblo digno», dijo Aída Quilcué, consejera de DD.HH. de la CRIC.

Según los voceros de la minga, en el transcurso de la protesta cinco soldados y dos disidentes de las Farc han sido interceptados y entregados a comisiones de derechos humanos. Finalmente, ambas partes han pedido el cambio de negociadores.

Sebastián Bedoya