La Volkswagen espera dar por terminado el caso de la alteración de sus carros para que pareciera que contaminaran menos. El gobierno alemán aceptó su propuesta de modificar los motores y los computadores de cinco millones de carros.