La Policía Nacional a través de la Dirección de Tránsito y Transporte, lleva a cabo en el municipio de Paipa en el departamento de Boyacá, el décimo primer Encuentro de Jefes de Seccional, el cual busca fortalecer las tareas de control y fiscalización en las vías nacionales, con el fin de prevenir el hurto a la cadena logística del transporte y actividades de sensibilización con el fin de concientizar a los usuarios de la vía, la importancia de acatar las normas de tránsito.

Con la llegada de la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, se dio apertura al encuentro de comandantes, encargados de liderar, orientar y fortalecer estrategias en busca de disminuir la siniestralidad vial que consolidan una visión colectiva del servicio de Policía, “ser amables, más allá de todas las circunstancias que rodean cualquier actuar ciudadano, nos legitima como autoridad y engrandece la firmeza de nuestras acciones”, manifestó la ministra de Transporte en el inicio del evento.

43 seccionales de Tránsito y Transporte, son los encargados de liderar a más de siete mil Policías de Tránsito en el territorio nacional, con una única ambición de disminuir la siniestralidad vial a lo largo y ancho de las carreteras nacionales, controles que el año inmediatamente anterior logró un escenario histórico.

Se logró un quiebre histórico en la siniestralidad vial (-18 %) destacando, además, la significativa reducción en fatalidades en un (-6 %), salvando a más de 450 colombianos, este trabajo diferencial pero complementario se erige como el mayor logro y propósito de todos los policías de tránsito de Colombia, no en vano en materia de control vial, se logró la incautación de 140 toneladas de estupefacientes y sus derivados, un aumento en los controles de un 35 %, la captura de 19.132 personas por varios hechos delictivos y más de 2.400 armas de fuego mediante diferentes modalidades de caletas.