En Rosas, Cauca, continúan las labores de búsqueda de seis personas desaparecidas bajo un alud que tapó seis viviendas. Una familia que sobrevivió se aferra a su fe para explicar que, a pesar de la furia de la avalancha, el lodo llegó muy cerca de su casa sin afectar ni siquiera la fachada. En medio de la tragedia el alcalde denuncia incumplimiento de un contrato para reubicar a varias de las familias de la vereda Portachuelo.

La familia de Manuel Antonio insiste que los salvó su fe, tanto él como su hija afirman que sintieron miedo por la fuerte tormenta y con rosario en mano pidieron el favor de Dios, el derrumbe llegó a pocos metros de su hogar, todos sobrevivieron.

Publicidad

“Yo dije, son carros y cuando ya la muchacha se levantó y dijo que un derrumbe, un derrumbe y el derrumbe ya estaba así en toda la orilla, en toda la carretera, toda”, indicó Manuel Antonio Cerón, sobreviviente.

Según el mandatario de esta localidad, para reubicar algunas de las familias de esta vereda se hizo un contrato en 2011 por medio del Fondo de Adaptación, pero llegó el 2018 y el contrato se dio por caducado.

“Incumplimiento sí, por parte del contratista y aquí también es bueno aclarar que el Municipio no fue quien ejecutó estos proyectos sino el Fondo de Adaptación quien hace la contratación y también tiene el proceso de licitación de la interventoría”, manifestó Jesús Eduardo Díaz, alcalde de Rosas.

Los habitantes de Portachuelo piden que los entes de control asuman la investigación de la responsabilidad por no reubicar a una comunidad que había anunciado que algo así podría ocurrir. Mientras las respuestas llegan, ellos siguen buscando a sus seres queridos entre el barro, los escombros y los recuerdos.

Importante es resaltar la labor de la comunidad, nos están ayudando a ubicar los cuerpos, obviamente, los dolientes también están ahí presentes

señaló el mayor Juan Carlos Sandoval, director de la Defensa Civil del Cauca.

Hasta esta hora los organismos de socorro y los voluntarios han logrado rescatar los cuerpos de 27 personas, entre ellos siete menores de edad entre los 8 y 12 años. Al menos seis personas más se encuentran desaparecidas. Las labores de búsqueda serán suspendidas en horas de la noche por la inestabilidad del terreno y se retomarán mañana con la primera luz del día.

Camilo Fajardo