Hace casi 10 años, 84 personas murieron por culpa del atentado criminal del ELN en Machuca, en Antioquia. Esta semana los sobrevivientes vienen a Bogotá para reclamar que el país no olvide a las víctimas de la violencia.María Cecilia Mosquera se ha convertido en un símbolo de fortaleza y valor en medio de la tragedia.

El 18 de octubre de 1998, la compañía cimarrones del ELN, dinamitó el Oleoducto Central Bolívar, en  el corregimiento de Machuca, Antioquia.

La acción terrorista no solo provocó la destrucción  del oleoducto. También el caserío ardió en llamas y 84 campesinos, -hombres mujeres y niños-, murieron incinerados, 30 más resultaron heridos.

María Cecilia Mosquera, sobreviviente la masacre superó su dolor y decidió pelar por los suyos, los que quedaron.

Hoy  casi  10 años después, Machuca esta en el olvido.

Por los hechos, el 25 de mayo  de 2004 la Fiscalía profirió sentencia condenatoria contra la cúpula del ELN, entre ellos Nicolás Rodríguez  Bautista, alias “Gabino”, “Antonio García” y “Pablo Beltrán”.

La Fundación Victimas Visibles  ayudó a que  Cecilia Mosquera luchara por los suyos y a que no quedara en el olvido el horror que vivieron aquel 18 de octubre de 1998.

Mañana esta mujer recibirá, en el Club El Nogal la orden del congreso de Colombia en el grado de encomendadora a la población antioqueña de Machuca.