Al menos 11 personas murieron y 15 resultaron heridas hoy por un ataque suicida con carro bomba en los aledaños de un puesto de control de seguridad cerca del aeropuerto internacional Aden Adde de Mogadiscio.

El ataque, que provocó una enorme explosión y una gran columna de humo negro, ocurrió en una zona entre el hotel Afrik, que sufrió daños materiales, y la intersección conocida como K-4 en la carretera que conduce al aeropuerto de la capital de Somalia.

“Fui testigo de la explosión y vi los cadáveres de 11 personas. La zona estaba muy concurrida y había gente que iba a entrar al aeropuerto”, que se encuentra a 1,2 kilómetros del lugar del ataque, dijo el agente de policía Ali Wiirow.

Cinco de los fallecidos son miembros de las fuerzas de seguridad, incluido el responsable del puesto de control, Hussein Aanka, de la Agencia Nacional de Inteligencia y Seguridad (NISA) de Somalia.

Wiirow cifró también el número de heridos en 15, un dato que también confirmó el trabajador sanitario Mohamed Abshir, de la clínica Barwaaqo, próxima a la K-4.