Un grupo de 12.000 personas de adultos mayores, personas en discapacidad y ex habitantes de calle son los invitados de honor por parte de la Alcaldía de Bogotá a la misa campal que celebrará el papa Francisco, a partir de las 4 de la tarde, el próximo jueves 7 de septiembre en el parque Simón Bolívar.

Se trata de personas mayores de 60 años, ex habitantes de calle que se encuentran en proceso de recuperación y personas con discapacidad pertenecientes a los servicios sociales del Distrito, a través de la Secretaría de Integración Social.

«La visita del papa es una oportunidad maravillosa que va a tener como invitados especiales a las personas más vulnerables que son beneficiarios de nuestros servicios sociales. Por eso en la plaza de eventos del parque Simón Bolívar el día de la misa estarán más cerca que cualquier persona del sumo pontífice», aseguró la secretaria de Integración Social, María Consuelo Araújo.

Más de 1.000 servidores de la entidad voluntariamente harán parte del equipo logístico que acompañará a esta población durante su desplazamiento desde puntos de encuentro en las localidades y dentro del parque metropolitano, desde la apertura de puertas, durante la misa y al regreso a sus hogares.