El alto comisionado para la paz, Rodrigo Rivera, el jefe guerrillero Iván Márquez y los embajadores de Noruega y Cuba firmaron un acta en la que se acordó una nueva fecha para el proceso de extracción de armamento y destrucción de caletas.

Según lo dieron a conocer las partes, con este nuevo plazo se busca “asegurar la mayor extracción de armamento y destrucción de material inestable posibles, garantizando los estándares técnicos y operativos que rigen la labor de Naciones Unidas”.

Este documento asegura que el cumplimiento de este nuevo plazo está a cargo de las Farc y de la ONU en coordinación con la Policía nacional y las Fuerzas Militares, tal y como se venía haciendo con el proceso inicial en donde recibieron más de 600 caletas.

REDACCIÓN INTERNET CM&