En Sichuani a 92 kilómetros de la capital provinciana de Chengdu, ocurrió el epicentro, con 7,8 grados en la escala de Richter.

 

La agencia oficial de noticias en China, Xinhua, informó que otras 26.000 personas estarían sepultadas bajo los escombros, por lo tanto se presume que los muertos llegarían a ser 50.000.

Entre las victimas se presentó de 900 estudiantes sepultados, por el desplome de la institución educativa, en el condado de Beichuan. El terremoto ocurrió a las 2.28 de la tarde, hora local.

 El comité de emergencia establecido por el primer ministro, Wen Jiabao, señaló que la cifra sólo se refiere a la provincia más afectada, Sicuani y que aún hace falta el reporte de las provincias aledañas.

 La agencia Xinhua informó que el área donde ocurrió el desastre tiene alrededor de 110.000 habitantes, agregó que el sismo tuvo su epicentro a 10 kilómetros (6,2 millas) de profundidad y que el sismo fue sentido en Pakistán, Tailandia y Vietnam.