Terminó la pesadilla de la toma terrorista en Mumbai, India… 195 personas murieron, pero las consecuencias políticas apenas están comenzando.

Los terroristas son parte de un movimiento que pide la separación de Cashemira de la India… Como esa es una causa tradicionalmente respaldada por Pakistán, muchos empiezan a sospechar.

Paso a paso, los policías entraban  en los cuartos del lujoso hotel Taj Mahal en Mumbay, la capital económica de India, en búsqueda de otros terroristas y sus posibles víctimas.

Hasta hoy, la policía logró abatir a los tres últimos terroristas quienes se a atrincheraron en el hotel, amenazando con volarlo con los decenas de huéspedes que se escondían en sus habitaciones.

Los tres días de pánico, fuego y enfrentamientos concluyeron hoy con 195 muertos entre los que encontraban 22 extranjeros y más de 295 heridos.

Del grupo de 10 asaltantes, altamente entrenados y armados con explosivos y fusiles, sobrevivió sólo el pakistaní Ajman Amin Kamal.

Fue él  quien entregó nombres y direcciones de por lo menos 5 locales quienes brindaron apoyo a los terroristas y afirmó su pertenecía a Lashkar-e-Toiba que exige la separación del Kasmir a India.

Sin embargo, el gobierno pakistaní niega su responsabilidad por el ataque, apoyándose en que fue Deccan Muyaidín, un grupo terrorista desconocido hasta el momento que se toma la autoría del hecho.