24 presuntos narcotraficantes, quedaron libres porque se vencieron los términos para iniciar el juicio contra ellos.

Hay algún desconcierto en las autoridades porque la captura de estos 24 hombres, ocupó grandes recursos de la Policía antinarcóticos y de la Fiscalía. Pero, además, porque el cabecilla tiene información clave sobre presuntas relaciones de un congresista y otro narcotraficante.

Fernando Montenegro Freire, el señalado como jefe del cartel de Nariño, y sus 23 colaboradores, quedaron en libertad por vencimiento de términos.

Publicidad

El Juez especializado de Bogotá que tenía a cargo el proceso, logró condenar a otros dos miembros de ese grupo, pero luego se declaró impedido para continuar el juicio contra los demás porque previamente hizo valoraciones que afectarían su imparcialidad.

El proceso quedó quieto cerca de un mes. Luego se perdió más tiempo por trámites ordenados por el Consejo Superior de la Judicatura, por el paso de cinco fiscales durante el proceso y por un cotejo de voces que el CTI de la fiscalía debía realizar de los sindicados y cuyos resultados no han sido entregados.

A pesar de la presión del juez a cargo del proceso, para evitar que se vencieran los términos, durante su período de vacaciones, la Jueza Martha Janeth Delgado, que lo reemplazó, ordenó la libertad del narcotraficante que conocería detalles de la relación del Senador Ciro Ramírez, con Henry de Jesús López Londoño alias “mi sangre”.