La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) tendrá que devolver a la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB) más de 28 mil millones de pesos por el cobro del impuesto al patrimonio del año 2011.

Así lo ordenó el Consejo de Estado al quedar demostrado que la ETB canceló una suma mayor a la que realmente estaba obligada a pagar.

Después de cancelar el impuesto al patrimonio y la sobretasa de 2011, la empresa de Bogotá se percató que el pago realizado era superior a lo que realmente le correspondía como contribuyente, por lo que decidió reclamar ante la DIAN que negó sus pretensiones.

La respuesta de la entidad llevó a la ETB a interponer una demanda en su contra ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, el cual le dio la razón y ordenó el pago. Sin embargo, la DIAN apeló el fallo ante el Consejo de Estado.

Después de revisar el caso, la Sección Cuarta del alto tribunal dejó en firme el primer fallo y le advirtió a la DIAN que deben devolver el dinero incluyendo los intereses causados desde la fecha de reclamación, es decir, 2011.