Los recobros en el sistema de salud aumentaron un 1.600 % entre el 2006 y el 2017, cifra que preocupa a las autoridades porque pone en peligro la sostenibilidad del sistema de salud.

Solo en el 2017 el Estado colombiano pagó a las EPS más de 3 billones de pesos por concepto de medicamentos, procedimientos y otros insumos que no se encuentran dentro del Plan de Beneficios en Salud y que son ordenados por los médicos y especialistas.

“El tema de los recobros es un problema difícil y está relacionado con las dificultades financieras del sistema, aunque hemos adoptado acciones para tratar de controlarlo”, indicó el ministro de Salud, Alejandro Gaviria.

En los primeros cuatro meses de este año se pagaron 1.1 billones de pesos en comparación con los 801 mil millones que se cancelaron en el mismo periodo del 2017, lo cual significa un aumento en el giro de 41.6 %.

El director de la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (ADRES), Carlos Mario Ramírez, sostuvo que solo entre el 2016 y el 2017 los recobros aumentaron en un 23 % y se esperaba que con la inclusión de nuevos medicamentos y tecnologías al plan obligatorio en salud (POS) esta cifra disminuyera este año.

“No estamos viendo que la ampliación del POS lleve a la reducción de los recobros. Si nos va bien, este año vamos a pagar lo mismo que el año pasado”, sostuvo Ramírez.

Según Adres, en el 2017 se pagaron por recobros en medicamentos 3.2 billones de pesos, en procedimientos más de 594 mil millones de pesos y en insumos más de 422 mil millones de pesos.

Publicidad

“Este es el reto principal del sistema de salud, hay que buscar la manera de estabilizar estos recobros porque si no se logra, no habrá sostenibilidad financiera que resista”, puntualizó Carlos Ramírez.

Por ahora, la única salida es lograr que los operadores del sistema cobren precios justos por medicamentos o tecnologías que realmente aporten un beneficio a la salud de los colombianos.