Dos días ha estado cerrada Gaza al ingreso de ayudas humanitarias internacionales, por orden del Ejército israelí.

Nadie sabe si esto le está dando resultado militar a Israel, pero políticamente le está resultando mal. En todo el mundo han surgido protestas contra la acción militar israelí, como si fuera el único agresor, sin considerar los cohetes que cotidianamente dispara Hamás.

Después de la declaración del primer ministro israelí Ehud Olmert, en la que aseguró que su país esta cerca de lograr su objetivo en Gaza… se inició la tercera fase de la operación “plomo fundido”, con la llegada de las unidades de reserva del ejército.

Los bombardeos y los ataques aéreos continuaron en Gaza, contra los almacenes y centros de entrenamiento de Hammas… los hospitales y los organismos de ayuda que se encuentran en la franja reportaron 38 muertos del lado palestino hoy y 879 desde el 27 de diciembre cuando se inicio el ataque.

También dijeron que a pesar de transportarse en ambulancias debidamente identificadas, han muerto 12 miembros de los equipos médicos, por el impacto de los proyectiles.

En varias capitales del mundo, salieron a las calles miles de manifestantes, pidiendo que termine la ofensiva en Gaza y que por fin lleguen las ayudas humanitarias hasta esa zona, para atender a los damnificados y heridos.

Publicidad