Varias manifestaciones en Medellín teminaron en desórdenes. Tanto locales comerciales, como parte del moviliario urbano, resultaron vandalizados. 45 personas capturadas por estos actos.