El Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), que dirige el exministro Camilo González aseguró que los asesinatos de líderes sociales llegaron a los 46, tras el homicidio de los hermanos Albeiro y Luis Silva en el municipio de Miranda, Cauca, en las últimas horas.

Albeiro Silva pertenecía a un resguardo indígena, mientras Luis Silva era militante de una junta de acción comunal en el municipio de Miranda al norte del departamento de Cauca, una de las regiones con mayor conflicto armado por la violencia que generan los grupos ilegales, las disidencias de las FARC y el clan del golfo, los cuales se disputan la producción de coca.

De los 46 asesinatos, que se llevan contabilizados, 17 eran líderes de las juntas de acción comunal que defendían las consultas previas para proyectos mineros y la implementación de proyectos productivos, 11 eran campesinos que defendían la sustitución voluntaria de cultivos ilícitos y 9 pertenecían a comunidades indígenas que lideraban la autonomía de sus cabildos, el resto lo componen líderes de derechos humanos.