88 personas mueren cada día en Colombia debido a las consecuencias que causa el consumo de cigarrillo, que no solo produce cáncer de pulmón, sino también otros 10 tipos de esta enfermedad como cáncer de laringe, faringe, esófago, riñón, cuello uterino y leucemia, entre otros.

Las autoridades de salud invierten cada año cinco billones de pesos para atender a los pacientes enfermos por tabaquismo, a pesar de que en los últimos años se ha reducido el consumo en Colombia de 12.9 % en 2010 a 7 % en 2017.

Las cifras fueron reveladas por el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, en el marco de la celebración del Día mundial sin tabaco que se realizará este 31 de mayo.

«Podemos decir que en el último año 500 mil personas dejaron de fumar. Esto se debe a las compañas que se vienen realizando y a diferentes medidas que se han adoptado como el aumento de los impuestos al tabaco que le dejaron al Estado 888 mil millones de pesos en el 2017», indicó Alejandro Gaviria.

Por su parte, la representante de la Organización Panamericana de la Salud en Colombia, Gina Watson, señaló que en el mundo  el cigarrillo mata a 7 millones de personas, de los cuales un millón se encuentran en el continente Americano. De los mil millones de fumadores que se  estiman hay en el planeta, el 80 % vienen de países subdesarrollados o tienen ingresos bajos.

«El cigarrillo mata al 50 % de quienes lo utilizan. La persona que se fuma 15 cigarrillos al día tiene el doble de riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular que quien nunca ha fumado. Después de dejarlo se necesitan 15 años para que el organismo se recupere completamente», indicó la señora Watson.

La directora del Instituto Cancerológico, Carolina Wiesner, sostuvo que ahora es una preocupación para las autoridades el uso de los cigarrillos electrónicos y de los dispositivos de tabaco calentado (IQUS y HEET) porque están induciendo al consumo de jóvenes.

Publicidad

«Estas nuevas formas están atrayendo más consumidores porque se tiene la percepción que no causan daño y que sirven para dejar de fumar y ocurre todo lo contrario», aseguró la directora del Cancerológico.

La enfermedad cardiovascular es una de las principales causas de muerte en el mundo y el tabaco contribuye a ello en un 12 %, después de las muertes x hipertensión arterial.