Bogotá tiene más de 2 millones de predios y por lo menos la mitad serían vulnerables ante un eventual movimiento telúrico, la mayoría de edificaciones viejas no cumplen con las normas de sismo resistencia.

Al rededor del 50 % de las edificaciones en la capital son viejas, ese remanente no es sismo resistente y sería más vulnerable en un eventual terremoto

reveló Richard Vargas, director del IDIGER.  

Advirtió que Bogotá es propensa a los temblores por su posición geográfica, tiene una amenaza sísmica intermedia.

El mapa más reciente de simulación de un sismo de 7 grados en la capital, indica que las localidades con mayor riesgo de afectación serían Suba, Usaquén, Chapinero, Santa Fe, San Cristóbal y Usme.  

Las autoridades distritales preparan para el 25 de octubre un simulacro de evacuación con el propósito de medir la capacidad de la respuesta de la capital ante situaciones de emergencia como un sismo.

DIANA GIRALDO CM&