6 mil 132 bogotanos acudieron a la convocatoria del fotógrafo Spencer Tunick para fotografiarse desnudos a las 6 de la mañana en la Plaza de Bolívar, a pesar del frío, la hora y los tabús.