La comunidad denuncia que la afectación fue causada por la intervención a un lote ubicado en la parte baja del barrio.

«Donde estamos parados en este momento se movilizaron más de 150 metros de tierra según estudios. Se explotó piedra, se intervino la franja de protección del río Suárez. Y están implicados dos familiares de la alcaldesa municipal», dijo Hernando Cortés, uno de los denunciantes.

Los dueños del lote pretendían construir un proyecto de vivienda de interés social.

«Hace dos años la calle daba hasta esta altura, era lo normal y hasta este momento donde usted ve, ha bajado aproximadamente 1 metro con 80 y se ha separado un metro de tierra», sostuvo Eldiner Hernández, afectado. 

Por su parte, la Alcaldía dice que todo se debe a una vieja falla en la zona y el deterioro de una tubería antigua.

«Lo que se ha hecho allá es sanear la zona como ordenó un juez de la República, como ordenó la autoridad ambiental en este caso la CAS. Y segundo, haber hecho esos estudios técnicos que hasta ahora se están haciendo porque ya hay dos tutelas falladas en contra del municipio sobre las cuales tampoco el municipio ha hecho las acciones», aseguró Deyanira Ardila, alcadesa de Barbosa. 

65 casas en donde habitan cerca de 80 familias presentan graves fallas estructurales como esta y están en riesgo inminente de colapso, producto del desconfinamiento de tierra.

«Nosotros psicológicamente vivimos intranquilos todas las noches, o en los días cuando llueve porque pensamos que en cualquier momento se puede deslizar esto», dijo Emilse García, propietaria afectada.

La Alcaldía ofreció a siete familias un pago de arriendo temporal para que desalojen de inmediato sus viviendas, pero estas se niegan.