El gobierno colombiano acogerá a 750 guerrilleros presos de las FARC, con el mismo proceso de desmovilización de paramilitares.

El decreto enfatiza especialmente en guerrilleros que están hoy condenados y sindicados en las cárceles de Colombia, sin embargo el plan tiene algunas diferencias con el de los paramilitares, una de ellas es que  guerrilleros activos que quieran desmovilizarse no se acogerán  a los beneficios de este nuevo decreto. 

Guerrilleros sindicados por rebelión o delito político podrán acogerse a la norma sin problema de fecha limite por el crimen efectuado pero quienes hayan cometido crémenes posteriores a la fecha de expedición del decreto no podfrán hacerlo, y si hoy un guerrillero desmovilizado quiesiera acogerse, las excepciones no se lo permiten.

Publicidad

En cuanto a la pena, sólo un magistrado decidirá, sí conmuta o contabiliza el tiempo que ya ha pagado el guerrilllero en la cárcel