Autoridades adelantaron dos diligencias en la localidad de Engativá en un reconocido parque empresarial e industrial donde se logró la captura de dos personas en flagrancia y la incautación de más de 193 mil unidades de confecciones.

Los investigadores determinaron que estos delincuentes, al parecer, tenían una estrategia milimétricamente planeada y estudiada para tratar de evadir las autoridades.

También puedes leer: “Vago, enredador”: expresidente Uribe arremete contra Gustavo Petro

En vehículos con blindaje especial y de alta gamas eran utilizados por estos delincuentes para transportar la mercancía de contrabando, desde el centro de acopio hasta centros comerciales como San Victorino y San Andresito en Bogotá.

Los vehículos ingresaban a las bodegas, utilizando un sofisticado sistema de tecnología con tarjeta con chip, una vez los automotores ingresaban al depósito que tenía apariencia de estar vacío, para no levantar sospecha de las autoridades o de transeúntes, los abastecían de mercancía de contrabando y eran llevados hasta centros comerciales.

También puedes leer: Amplían la posibilidad de recibir píldoras abortivas por correo

Durante esta investigación la Policía Fiscal y Aduanera, empleo técnicas especiales de investigación, donde fue necesario utilizar equipos técnicos y tecnológicos para identificar los centros de acopio, donde estos delincuentes almacenaban el ilícito.

Los investigadores establecieron, que los ciudadanos extranjeros, al parecer contaban con un sofisticado sistema de vigilancia, que los alertaba ante la presencia de la Policía Fiscal y Aduanera.

Este operativo dejó una afectación economía de 8.700 millones de pesos, a estructuras criminales transnacionales, esta acción delincuencial de evasión fiscal y aduanera estaría dejando una afectación al Estado por 4.263 millones pesos, por tributos que no fueron pagados.