80 indígenas de la comunidad Sinú salieron desde su resguardo, en el municipio de Caucasia, por temor a correr la misma suerte de uno de sus líderes, que fue asesinado la semana pasada por grupos armados que delinquen en esta zona del Bajo Cauca Antioqueño.

Richard Sierra, consejero de relaciones políticas de la Organización Indígena de Antioquia, se refirió a la situación que viven y dijo que “esto es lo que ha generado un flagelo de violencia en los territorios, tanto indígenas como no indígenas, y la zozobra permanece en las comunidades”.

“Desafortunadamente terminamos en el medio de enfrentamientos y señalamientos que ponen en riesgo la vida y la tranquilidad de los comuneros indígenas”, agregó el consejero.

Estos 80 indígenas desplazados se suman a los 120 que permanecen en Cáceres, desde hace dos meses, al igual que 800 campesinos. La Organización Indígena de Antioquia advierte que aun no hay condiciones de seguridad para el regreso.

“Nunca se generan condiciones de garantías para el retorno. Continúan en desplazamiento las 30 familias y estamos a la espera que generen las condiciones para el retorno”, concluyó Sierra.

En la zona del bajo Cauca antioqueño, permanecen mesas de trabajo con el apoyo de la Personería para garantizar la protección de los derechos de las comunidades Sinú.