Una tensa situación se vive en Ituango, Antioquia, por el desplazamiento de más de 900 personas de varias veredas, las cuales se dirigen en chivas, a pie y con pocos enseres, al casco urbano por temor a los enfrentamientos armados entre disidencias de las Farc y el Clan del Golfo.

El secretario de Gobierno de Antioquia, Luis Fernando Suárez, señaló una situación de desplazamiento forzado masivo en  seis veredas de Ituango  “tenemos en total censadas 815 personas de 309 familias. Desde ayer estuvimos en permanente contacto con el alcalde, con el gobierno y autoridades locales”.

El Ejército hace presencia en nueve centros poblados rurales de Ituango para garantizar la seguridad y combatir el accionar delictivo de los dos grupos responsables de enfrentamientos, en donde también se han ofrecido recompensas por sus cabecillas. Sin embargo, el miedo persiste entre los campesinos intimidados

El Comandante de la Séptima División del Ejército, general Juan Carlos Ramírez, afirmó que: “la información es que bandidos del residual 18 estarían generando temor y amenazas a la población civil del centro en el poblado El Cedral, con las veredas de La Araña, El Pago Inglés y Santana para que salieran ya que este grupo armado se está enfrentando contra el Clan del Golfo”.

En otro hecho en Ituango un grupo de personas que se opone a la erradicación de cultivos retuvo ilegalmente a 11 empleados de Hidroituango que luego fueron liberados por el Ejército.