Como si fuera una estrella de los corridos prohibidos fue recibido en Yopal, Casanare, quién hasta ahora parecía el protagonista de uno de ellos: John Jairo Torres, conocido como John Calzones.

Torres volvió a posesionarse como alcalde, luego de que un juez de garantías de Bogotá, determinará su libertad por vencimiento de términos. John estaba recluido en la cárcel La Picota, en un proceso que enfrenta por urbanización ilegal y enriquecimiento ilícito.

Torres a quién le fueron devueltos sus Derechos Civiles y Políticos, luego de que le fuera levantada la medida de aseguramiento, desde una tarima anunció que revisará la actuación de la Alcaldesa Luz Marina Cardozo quién lo remplazo durante su suspensión.

Torres se autoproclamó como adalid anticorrupción. Los funcionarios de la Administración de Luz Marina Cardozo aseguraron que las aseveraciones de Torres los ponían en peligro.

El patrimonio de calzones aumentó en 70 mil millones de pesos desde 2009.