El abogado Diego Rayo no aceptó los cargos que le formuló la Fiscalía por presuntamente ser el intermediario de una red de chuzadas, y del senador Armando Benedetti.

La Fiscalía señaló que Diego Rayo sería el enlace entre el congresista y la red de interceptaciones ilegales que operaba a nivel nacional.

En la audiencia, el ente investigador reveló un supuesto plan para interceptar al abogado Jaime Lombana.

Rayo responde por seis delitos por presuntamente contactar a la red de chuzadas conformada por exoficial retirados.