Cuatro horas duró la ampliación de la denuncia que instauró el presidente Uribe contra el ex presidente de la C. S. J Cesar Julio Valencia Copete ante el Representante Carlos Ramiro Chavarro.  

 En la audiencia, se desató una fuerte discusión entre el abogado de Valencia, Ramiro Bejarano, quien acusó a Uribe de calificar a la Corte Suprema de “golpista” a lo cual el presidente respondió que si se lo demostraba, él mismo Uribe renunciaba.

En la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes, Álvaro Uribe contraatacó al ex director del DAS diciendo que con pruebas demostraría que su paso por aquella institución no fue una buena administración.

En el transcurso de la diligencia, el Representante tuvo que buscar la forma de conciliar a los 2 oponentes y en  etapas de la ampliación, buscó la manera de retomar el asunto la denuncia por injuria y calumnia, y parar el lio personal que se estaba desarrollando.

Finalmente Uribe ratificó que nunca había preguntado al magistrado Valencia Copete sobre el caso de su primo el congresista Mario Uribe.