Los documentos de la licitación para comprar los nuevo camiones recolectores de basura en Bogotá muestran que ninguna de las empresas que ofertó tenía máquinas que pudieran cumplir los requisitos de la convocatoria. Aún así ganaron la licitación.

El 10 de diciembre de 2012, tres días antes de que la empresa de Acueducto adjudicara el contrato para la compra de 278 camiones recolecores de basura, Navitrans, uno de los oferentes, puso en conocimiento del Acueducto que su competidor, la firma Daewoo KMA no cumplía con los requerimientos del pliego de peticiones de la administración pública.

La Unidad Administrativa de Servicios Especiales, UAESP, admite que las propuestas no llenaban los requisitos. Su vocero asegura que el contrato se firmó así y los contratistas se comprometieron a adaptarse luego a las especificaciones.

Según el Acueducto, deberán entregar los compactadoras en noventa días.