Adélio Bispo de Oliveira, de 40 años, es el autor confeso del atentado contra el candidato presidencial de ultraderecha para los próximos comicios del 7 de octubre en Brasil, Jair Bolsonaro, a quien hoy apuñaló en el abdomen durante un mitin de campaña en el municipio de Juiz de Fora, en el estado de Minas Gerais.

Bispo de Oliveira se encuentra detenido en la sede de la Policía Federal de Juiz de Fora, mientras las autoridades intentan esclarecer el motivo del intento de homicidio.

El presidente de la Federación Nacional de los Policías Federales de Brasil, Luis Boudens, dijo que en el momento de su arresto De Oliveira «presentó un aspecto de un problema psicológico, e incluso llegó a decir, según testimonios que presenciaron los hechos, que la tarea era una misión divina».

De Oliveira tiene antecedentes penales, pues en 2013 se le abrió expediente por «lesiones corporales» contra otras personas.
El político, que es líder en los sondeos de intención de voto para llegar al cargo más importante en el país suramericano, se encuentra fuera de peligro, pues la herida que sufrió, al parecer, no reviste gravedad.

El atacante fue detenido por la Policía Militarizada de Minas Gerais. La multitud enardecida había intentado lincharlo.