Adolescentes, quienes habían infringido la ley, culminaron con éxito el piloto del Programa de Seguimiento al Tratamiento de Drogas en Medellín y se graduaron. 80 jóvenes ingresaron al programa, 27 se graduaron y 21 están en proceso; se desintoxicaron, se rehabilitaron y aprendieron oficios como entrenamiento canino.

«Que el consumo de drogas se aborde desde un enfoque de salud pública, qué la privación de la libertad sea la última opción que los jueces utilicen en estos casos», dijo Margarita Cabello Blanco, ministra de Justicia.

El objetivo es reducir las posibilidades de reincidencia en el delito y ofrecer mejores posibilidades de vida a los menores.

«Salir adelante y tener autoestima. Por el momento estoy en grafitis y estoy yendo a la peluquería de caninos», indicó una de las jóvenes beneficiadas. 

La Sección de Asuntos Antinarcóticos de la Embajada de Los Estados Unidos financió el programa piloto.

«Estamos muy orgullosos de haber sido parte de la prueba piloto. Este programa ha sido claramente exitoso y por esta razón es que vamos a continuar apoyándolos durante la fase de expansión. Para esto hemos asignado un presupuesto de más de medio millón de dólares», aseguró Brian Harris, director de la Sección Asuntos Antinarcóticos de la Embajada de Estados Unidos.

La expansión del programa será en siete nuevos territorios: Atlántico, Casanare, Meta, Quindío, Bogotá, Risaralda y Nariño.

Publicidad