600 indígenas afectados, entre estos 250 niños, 53 viviendas tradicionales consumidas y la destrucción de fauna y flora es el resultado del incendio que hace seis días se registra en la Sierra Nevada de Santa Marta, el cual ya fue controlado pese a que algunos focos continúan sin que estos representen algún peligro.

Los afectados ya recibieron tres toneladas de los primeros kits de ayudas.