Noticias Uno reveló en marzo de este año que los manatíes están a punto de desaparecer en Santander por la contaminación que provoca la extractora de palma de aceite Oro Rojo en la ciénaga de Paredes. La Corporación Autónoma de Santander decidió sellar el vertimiento y antes de que termine enero se pronunciará sobre la apelación presentada por la empresa.