Este viernes cerca de 60 personas perdieron la vida en un choque frontal entre dos autobuses en una carretera del sur de Ghana.

Según lo dieron a conocer las autoridades locales “los vehículos circulaban en sentido contrario cuando se produjo la colisión».

Uno de los buses se incendió y el otro quedó destrozado. Cada uno transportaba a unos 50 pasajeros.

Según el doctor Kwame Arhin, del hospital de Kintampo, 28 heridos están siendo atendidos. «Siete de los 28 pasajeros transportados aquí se encuentran en estado crítico», declaró.