Un hombre abrió fuego en la ciudad belga de Lieja y mató a tres personas; dos policías y un civil. La fiscalía investiga el hecho como un presunto caso terrorista. El atacante fue abatido por la policía.

Escenas de pánico vivieron transeúntes y agentes de la policía en Lieja, Bélgica; luego de que un presunto terrorista atacara a dos mujeres policía, de 45 y 53 años con un cuchillo y les arrebatara sus armas de fuego para luego dispararles y causarles la muerte.

Inmediatamente, después el atacante disparó hacia un vehículo que estaba estacionado, en el que un joven de 22 años, que ocupaba el asiento del pasajero, falleció.

El hombre se escapó hacía un institución educativa y tomó como rehén a dos mujeres que trabajan en limpieza. Allí fue abatido por la policía en un intercambio de disparos en el que resultaron heridos otros dos agentes.

Testigos narraron que el atacante gritó ‘Alá es Grande’ antes de recibir los disparos, y se conoció que días atrás había salido de la cárcel en donde estaba recluido por delitos menores, con un permiso de dos días.  

Según las autoridades, el hombre sería de nacionalidad belga, tenía 36 años y estaba fichado como sospechoso de radicalización.