La información confirma datos que manejaban los organismos de inteligencia nacionales.

Los primeros reportes forenses de las autoridades venezolanas concuerdan con las informaciones de inteligencia que poseen las autoridades colombianas: Wilber Alirio Varela, alias Jabón, asesinado esta semana, estaba enfermo y prácticamente inmovilizado.

Los reportes médicos de la autopsia realizada a Varela demuestran que padecía una avanzada diabetes, que sumado a un accidente de jet sky, lo obligaba a moverse con la ayuda de 2 hombres. Es por eso que Wilber Varela siempre estaba acompañado por dos escoltas que fungían además como enfermeros.

Las autoridades colombianas tratan de establecer con los organismos de inteligencia venezolanos sí precisamente uno de ellos, fue el asesino del capo del cartel del norte del Valle y de su otro acompañante, en una cabaña del parador turístico Loma de los Ángeles, en el estado Mérida, 500 kilómetros al sur de Caracas.

Otro dato que intercambian las autoridades de ambos países es sí realmente álias Jabón permanecía en territorio venezolano desde hace por lo menos 4 años, tiempo desde el cual, la Fiscalía y la Policía perdieron el rastro de Varela en el territorio colombiano.

Publicidad