Continúa la controversia generada por la elección del alcalde de Cartagena, Antonio Quinto Guerra, luego de que la Procuraduría General de la Nación presentara una demanda de nulidad de la elección, al asegurar que el candidato se encuentra inhabilitado por contratar con el Estado. No obstante el alcalde electo se mantiene firme.

Asimismo, el nuevo mandatario afirmó que sus libros contables están abiertos para que se verifique quien lo financió.

El alcalde realizó el empalme con el Gobierno saliente y se posesionará el viernes, a las 7 de la mañana, en el teatro Adolfo Mejía.