Luego de la publicación en redes sociales de una fotografía donde se podía ver a tres a contratistas de la Alcaldía de Medellín posando al lado de Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias Popeye, el alcalde de la ciudad recorrió hoy el museo casa de la Memoria con las mujeres en una exposición de las consecuencias de las guerra que se libró contra el narcotráfico y una reflexión sobre tres décadas de violencia que vivió la ciudad.

Afirmó Federico Gutiérrez Zuluaga, alcalde de Medellín: “La primera decisión en su momento yo dije se tienen que ir pero al otro día pensé con más calma y dije que gano yo con que ya se vayan y que queden desempleadas, pues entonces analizando la situación y las invité al museo casa de la memoria y le dije que recorríamos la exposición de Medellín de los décadas 70 80 y 90”.

Las mujeres mostraron su arrepentimiento por posar en la foto y pidieron excusas públicas al alcalde, a la ciudad y a las víctimas del narcotráfico.

Añadió el alcalde de Medellín “que ya sacan su conclusión para ver si había estado bien o mal hecho, para ver qué significa para las víctimas el dolor que siente la gente y es que se ponga en lo más alto a los victimarios en vez de poner a lo más alto a las víctimas”.

El mandatario hizo un llamado para que se resalten los referentes positivos que tiene Medellín.

Yolanda Bedoya – CM&