Aunque hace seis meses cambió el gobierno de Bogotá, la localidad Rafael Uribe Uribe sigue gobernada por una militante del petrismo. Ella está embarazada y el nuevo gobierno no puede sacarla, pero le ha ofrecido cargos con la misma remuneración que ella no ha aceptado.

Ella también está imputada por la Fiscalía por celebración indebida de contratos por los que firmó para el anterior gobierno, pero aún no se sabe si entregará o no el despacho ni bajó qué condiciones.