Un informe de la Organización Mundial de la Salud, alertó sobre el impacto del consumo excesivo del alcohol; el cual, según el documento, es el causante de la muerte de más de tres millones de personas cada año.

El documento destaca que, de todas las muertes relacionadas con el alcohol, un 28 % son producto de lesiones,  como accidentes de tráfico, daños autoinfligidos o violencia Interpersonal. Otro 21 % muere por problemas digestivos; y un 19 % por enfermedades cardiovasculares.

El organismo internacional indicó que cerca de 237 millones de hombres y 46 millones de mujeres tienen problemas relacionados con la bebida o abusan del alcohol.

Ante las alarmantes cifras, la OMS tiene como objetivo reducir el consumo global de alcohol en un 10 % para 2025.